Aprende a poner distancia

A veces, vivimos tan ensimismados en nuestros pensamientos, nuestras quehaceres cotidianos, en nuestro trabajo y nuestras relaciones… que no nos concedemos un tiempo de silencio para nosotros mismos y para darnos cuenta de que la mayoría de nuestro cansancio, nuestro enfado, nuestras preocupaciones, procede básicamente de nuestros pensamientos y de cómo estamos enfocando nuestro día a día. Por eso es importante pararse, de vez en cuando, observarnos desde fuera como si fuéramos un personaje ajeno a nosotros mismos y comprobar si realmente lo que sentimos y pensamos están alineados con lo que queremos ser y con la vida que queremos llevar. Practicar el ejercicio de vernos con cierta perspectiva, nos puede ayudar a tomar consciencia de cómo estamos actuando, de si estamos magnificando lo que nos sucede y si hay algo que debamos cambiar en nuestra manear de enfrentarnos al día a día para poder alcanzar esa paz interior que todos ansiamos.

Te invito a que leas este artículo de la web “La mente es maravillosa”, dónde te darán algunas pistas para que sepas por dónde empezar: Poner distancia: relativizar las cosas para hallar nuevas perspectivas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: