“La función del sufrimiento”, por Borja Vilaseca

Buda decía que “el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”. El dolor es una emoción a la que todos estamos expuestos como seres humanos. No podemos evitar sentirlo cuando perdemos a un ser querido, ponemos fin a una relación amorosa, nos despiden del trabajo, tenemos dificultades económicas… Es el apego a esa emoción lo que hace que el sufrimiento se perpetúe en el tiempo. Parece ilógico pensar que alguien quiera aferrarse a una emoción negativa; pero el sufrimiento también tiene sus beneficios y, muchas veces y de manera inconsciente, permanecemos en él como mecanismo de defensa para evitar el dolor, porque nos da miedo responsabilizarnos de nuestras propias vidas, para llamar la atención y conseguir afecto de las personas que nos rodean…

Pero el sufrimiento también tiene su función porque, cuando llegamos a un nivel de saturación, puede ser un gran motor de cambio. Cuando tomamos consciencia de la inutilidad del sufrimiento y aprendemos a aceptar la realidad que nos ha tocado vivir, se abre ante nosotros la posibilidad de responsabilizarnos de nuestras propias vidas y de convertirnos en personas libres y plenas.

Te invito a que leas este artículo en el que Borja Vilaseca reflexiona sobre este tema: La función del sufrimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: